No te pierdas
Home | Espacio Exterior | Marte y el último de sus habitantes
marte

Marte y el último de sus habitantes

Marte, hace 4.000 millones de años, no era demasiado diferente a la Tierra. De hecho la ciencia habla de planeta gemelo, del tal forma que en ese tiempo, cuando nuestro mundo empezaba a “generar” los primeros seres vivos, Marte también hacía lo propio. Durante milenios el desarrollo de la vida en ambos planetas fue paralelo, hasta que llegó un momento en el que en Marte se empezó a deteriorar hasta desaparecer, mientras que en la Tierra continuó su evolución. Ahora bien, la pregunta que se han hecho un colectivo de científicos de la Universidad de Brown, en los EEUU, es si durante la “muerte” de Marte, ésta logró perdurar en algún lugar del planeta. Y la conclusión a la que han llegado es que hasta hace 200 millones de años, cuando la Tierra estaba habitada por bicharracos como el Triranosaurus Rex o el Megalodón en un rincón de nuestro vecino aún quedaba vida. Ahora bien, ¿dónde pudo permanecer esa vida? Pues ni más ni menos que en las laderas del gigantesco volcán Arsia, el tercero más grande de ese mundo, y que por aquellas fechas estaba cubierto por hielo. Los estudios orográficos han determinado que más o menos hace esos años se produjeron una serie de erupciones que generaron varios lagos subglaciales, lo que sería compatible tanto con la aparición de algún tipo de vida, como con la preservación de la existente.

Además, tras plantear los nuevos modelos climáticos del planeta, se concluyó que en el tiempo de mayor inclinación de sus ejes, los glaciares se desplazaron de los polos hasta el ecuador, lo que sería compatible con la aparición de grandes hielos en la región de los volcanes.

Kat Scanlon, que es la directora de la investigación, afirmó que el agua de estos lagos pudo haber llegado hasta fechas más o menos recientes.

Marte

Un Ovni para llegar a Marte

La NASA va a probar durante este mes en la base militar de Hawái, un aparato con el que pretenden amartizar, y que tiene forma de platillo volante. Es el desacelerador supersónico de baja densidad. El objetivo es crear naves que permitan llevar material y personas a la superficie de Marte, como apoyo para las diferentes misiones. De este modo se pretende recrear la entrada, el descenso y el amartizaje del aparato. Para ello un enorme globo ascenderá el desacelerador hasta una altitud de 37 km. Una vez allí se soltará y los cohetes integrados lo elevarán hasta los 55 km, a velocidad 3,76 veces superior a la del sonido. Entonces comenzará el descenso, que será grabado por las cámaras que lleva integradas. Es tan sólo el principio…

Te pareció interesante? Valoralo!

Marte y el último de sus habitantes
4 (80%) 2 votos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>