No te pierdas
Home | Lugares | Los fantasmas del Reina Sofía [España]
Los fantasmas del Reina Sofía

Los fantasmas del Reina Sofía [España]

El mes de abril de 1995 fue intenso. El 25, para ser exactos, cuando el rotativo Diario 16 publicó una extensa crónica titulada “Los fantasmas del Reina Sofía”.

El reportaje estaba firmado por el periodista Alvaro Cariño, y en él hablaba de gente absolutamente normal que habían sido testigos de la aparición de extrañas presencias en los amplios salones de la pinacoteca, especialmente durante la noche, cuando salvo guardias de seguridad y señoras de la limpieza, nadie más había en el lugar. ¿Nadie? La situación llegó a tal extremo que el anterior director del centro, .losé Guirao, decidió acudir a la ayuda de un grupo de expertos investigadores: el equipo HEPTA del jesuíta José María Pilón. Recordaba tiempo  el reportero Fran Contreras que “durante las rondas nocturnas, los miembros de seguridad reflejaron en sus partes -de vigilancia, claro está- cómo los ascensores se ponían en marcha solos aunque estuvieran desconectados. Las puertas cerradas con llave se abrían repentinamente por una fuerza invisible, se escuchaban ruidos y sonidos, muchas veces de pasos por los corredores, sin que en aquel lugar hubiese nadie. Y lo más sobrecogedor: varios vigilantes de seguridad habían podido observar una supuesta procesión de monjas por algunas estancias” Fue entonces cuando, escarbando en viejos libros, salió a la luz. la historia del edificio.

Los fantasmas del Reina Sofía

Porque aquí siglos atrás se elevó el hospital San Carlos, un enclave siniestro del que la Ilustración Española y Americana llegó a decir que “los enfermos se asoman por las ventanas del hospital cuando atardece para tomar el aire, y descubren sus rostros amarillentos, algunos casi moribundos, rostros empalidecidos por la enfermedad o quien sabe si por el sufrimiento de pernoctaren un edificio donde suelen ocurrir cosas extrañas nunca explicables, apariciones y ruidos fantasmales, según se quejan los propios enfermos”. El pasado, que parecía revolverse en su oscuro encierro, aprovechando las grietas que a veces se abren en el presente.

Te pareció interesante? Valoralo!

Valora

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>